Todo sobre Rusia !!

Buscar este blog

Cargando...

Yuri Gagarin El primer hombre en el espacio


Gagarin: First In Space


Puntuación IMDB: 6.7

Género: Biográfica - Drama - Histórico

País de procedencia: Rusia.

Director: Pavel Parkhomenko.

Actores: Yaroslav Zhalnin, Mikhail Filippov, Olga Ivanova, Vadim Michman, Vladimir Steklov, Viktor Proskurin, Nadezhda Markina, Daniil Vorobyov, Inga Strelkova-Oboldina, Sergey Tezov.

Tráiler de la película Gagarin, el primer ser humano en el espacio cosmos.
 
TORRENT DISPONIBLE Película Gagarin: Pervyy v kosmose (2013)
 
Cine: Gagarin, el primero en el espacio Gagarin, pervi v kosmose -'Gagarin, el primero en el espacio' (2013)-, una película de Pável Parjomenko.
CINE | 'El primer vuelo'

El cine ruso santifica a Gagarin

Rusia cuida con mimo a sus 'santos', pero no siempre sabe qué hacer con ellos. El 12 de abril de 1961 había más de 1.200 rusos apellidados Gagarin empadronados en la región de Moscú. Al día siguiente sólo había un Gagarin en toda la URSS: Yuri Aleseievich Gagarin, piloto de pruebas de sonrisa interminable, que ese día se convirtió en el primer humano en salir al espacio.
Más de un cuarto de siglo después el país del que despegó tiene un nombre distinto y una bandera diferente, pero el mito de este joven soviético sigue siendo intocable. Tanto, que durante décadas ni el cine ni un inocuo musical han recibido las bendiciones de la familia Gagarin para contar su historia, que tiene luces y sombras. Pero el Kremlin ahora se ha abonado a los 'biopics' de personajes de culto impulsando con dinero estatal producciones sobre cantantes como Vladimir Visotski o jugadores de hockey como Valeri Jarlamov.
El estreno en Rusia de la película 'Yuri Gagarin. El primer vuelo' ha sido criticada por ir demasiado lejos en la 'santificación' del cosmonauta. Sus 108 minutos detallan por primera vez la odisea espacial de Gagarin, pero lo pintan como un héroe sin aristas ni pecados. Incluso en un país de fuerte sentimiento patriótico como Rusia un crítico ha menospreciado la cinta como un producto 'retro' que "parece sacado del Pravda", en referencia al periódico oficial del régimen soviético.
Lo último que llega a ver el espectador es el exitoso descenso de Gagarin a la Tierra tras su órbita alrededor del planeta. No se entra por tanto en sus problemas con el alcohol tras convertirse en una estrella, ni en el controvertido accidente que le costó la vida en 1968. Ni tampoco en las infidelidades a su mujer, que le dejaron una cicatriz en la cara tras caerse saltando por la ventana de una habitación donde le habían pillado en brazos de una fogosa enfermera.
Tampoco salen sus críticas a las malas condiciones de seguridad de la cápsula Soyuz, en la que después murió su amigo, y cómo le cerraron la boca apartándolo de los entrenamientos de otros astronautas pese a ser ya un reputado instructor.
A la izquierda, Yuri Gagarin. A la derecha, el actor que le da vida, Yaroshlav Zhalnin.A la izquierda, Yuri Gagarin. A la derecha, el actor que le da vida, Yaroshlav Zhalnin.

El grito de 'allá vamos'

La película, en todo caso, rezuma toda la magia de aquel episodio histórico. "La sonrisa que recorrió el mundo en abril de 1961 y la célebre frase 'poyejali' ('Allá vamos') son símbolos inconfundibles del film", explicó el director Pavel Parjomenko. Desde la productora se defiende que la aventura está contada como una historia de sueños realizables, "está concebida para la juventud, como un llamamiento a luchar por los sueños, por las convicciones que defendemos, por colocarnos retos en la vida y hacer un esfuerzo hasta el final por alcanzarlos", explica un responsable de la cinta.
El personaje de Gagarin sigue estando de actualidad en Rusia. El Gobierno ha paralizado algún intento de investigar el accidente que le mató. Se ha hablado de que iba borracho, de que tuvo un ataque de pánico mientras pilotaba el avión o que chocó contra algo. Pero hace unas semanas un compañero de escuadrilla, Aleksei Leonov, desveló su versión: la culpa fue de un camarada que pilotaba un aparato demasiado cerca e hizo que se estrellase. Fue un jet supersónico Su-15 que estaba siendo probado ese día: debía volar a una altura de 10.000 metros y no de 500 metros, como lo estaba haciendo. El imprudente piloto todavía vive, pero su identidad no ha sido desvelada.

Entrenamiento espacial

El actor que encarna a Gagarin en la película, Yaroshlav Zhalnin, se sometió a un adiestramiento a la altura del desafío, trabajando con un entrenador personal antes de empezar a rodar y probando todo tipo de maniobras, "incluso el centrifugado".
El filme "parece sacado del Pravda" (periódico oficial del régimen soviético), señala un crítico
Pero las dosis de realismo dispensadas en el metraje no suavizan el dulzón sabor a propaganda de la historia, todavía demasiado integrada en la compleja identidad del país. "En los 'biopics' rusos la moraleja es distinta que en Occidente: para llegar a ser famoso y respetado hay que cooperar con el Estado", asegura el crítico ruso Andréi Arjanguelski.
Pero frente a todas estas críticas hay muchos espectadores que han quedado satisfechos al 100%. Entre ellos están Valentina, la viuda de Gagarin (que todavía vive, aunque no suele hacer apariciones públicas), y sus hijas, Galina y Yelena. Ellas tres revisaron la película, de manera que hasta el tipo de flores que Gagarin traía a su amada, crisantemos, están reflejados con la exactitud que exige la leyenda de un apellido que en ruso significa algo así como 'pato salvaje', pero que nadie se atreve a nombrar en vano.

Entradas populares